Concluye el 4º Congreso Mundial de la CSI con la reelección de Sharan Burrow como Secretaria General de la organización de 207 millones de miembros

Más de 1.200 asistentes tomaron parte en cinco días de debates para dar forma a las políticas y prioridades del movimiento sindical internacional en los próximos cuatro años. Entre los oradores que intervinieron figuran el Primer Ministro de Dinamarca, Lars Løkke Rasmussen; el Alcalde de Copenhague, Frank Jensen; y el Director General de la Organización Internacional del Trabajo, Guy Ryder.

El Presidente de la CSI, João Antônio Felício leyó una carta del ex presidente de Brasil, Lula da Silva, agradeciendo al movimiento sindical por su solidaridad y acciones colectivas en protesta por su injusto encarcelamiento.

El Congreso lanzó también un mensaje a los refugiados y migrantes, diciéndoles que son bienvenidos en nuestros lugares de trabajo y nuestras comunidades. Los sindicatos se comprometieron a hacer campaña por la paz y a proporcionarles no sólo el derecho a un trabajo decente, sino también a un refugio seguro y acceso a servicios públicos incluyendo sanidad y educación.

Se recibieron dos candidaturas para el puesto de Secretaria General de la CSI, las de Susanna Camusso y Sharan Burrow, resultando esta última reelegida por un estrecho margen.

Se adoptaron cinco resoluciones urgentes, pidiendo:
-  Derechos humanos y paz en Colombia;
-  Solidaridad con los trabajadores y estudiantes en Irán;
-  Reformas a la legislación laboral en Hungría;
-  Derechos laborales y solidaridad con los sindicatos independientes en Kazajstán;
-  Libertad para Lula.

“Abandonamos el Congreso unidos, para reforzar el poder de los trabajadores y las trabajadoras y cambiar las reglas. El movimiento sindical internacional pide paz, democracia y derechos para los trabajadores. Debemos vencer y transformar el fallido modelo económico actual. Debemos defender los derechos de los trabajadores y otros derechos humanos, y reclamar un nuevo contrato social. Cuando el cambio tecnológico y climático transforman al mundo, cuando la gente emigra empujada por la desesperación o por decisión propia, debemos tener una transición justa. La igualdad para todos y todas es un elemento esencial de nuestro mandato”, afirmó Sharan Burrow.

Tras concluir el Congreso Mundial, los sindicatos se comprometieron a:

• Organizar, con vistas a una CSI con 250 millones de miembros en los próximos cuatro años, reforzando el poder de los trabajadores y las trabajadoras;
• Un nuevo contrato social, donde las empresas, incluidas las de plataformas, asuman su responsabilidad hacia los trabajadores, y con un Tratado de la ONU sobre empresas y derechos humanos;
• Una transición justa hacia economías sostenibles para hacer frente al cambio climático y mantener el incremento de la temperatura por debajo de 1,5ºC;
• Revertir la tendencia de un crecimiento con bajos salarios y creciente desigualdad, por medio de la negociación colectiva, un incremento de los salarios mínimos y protección social; y
• Cerrar la brecha salvar la brecha salarial de género, combatir la discriminación y el racismo y llevar adelante acciones contra la violencia de género.

Estos son los pilares en los que ha de apoyarse el futuro del trabajo.

“Compañías como Amazon, cuyo modelo empresarial se basa en obtener subsidios públicos, pagar pocos o ningún impuesto, maltratar y deshumanizar a sus trabajadores, han recibido un claro mensaje: Si no cambian la manera en que operan, si no respetan los derechos de los trabajadores, nosotros los cambiaremos. Cambiaremos las reglas y acabaremos con Amazon”, dijo Burrow.

La declaración adoptada por el Congreso Mundial de la CSI incluye cuatro pilares –paz democracia y derechos, regulación del poder económico, transformaciones mundiales - transiciones justas, e igualdad– que conforman el programa de la CSI para los próximos cuatro años.

El número de mujeres asistentes al Congreso Mundial de la CSI aumentó pasando del 42 de todos los delegados en 2014 al 46 por ciento en 2018.

El Consejo General de la CSI eligió a Ayuba Wabba, Presidente de la central sindical Nigerian Labour Congress, como Presidente de la CSI.

Cathy Feingold de AFL-CIO (EE.UU.) y Karl-Petter Thorwaldsson de LO Suecia fueron elegidos Presidentes Adjuntos de la CSI.

Owen Tudor, Víctor Báez y Mamadou Diallo resultaron electos como Secretarios Generales Adjuntos de la CSI.

El próximo Congreso Mundial de la CSI se celebrará en 2022.

Los vídeos oficiales de las sesiones plenarias, así como los discursos pronunciados por los distintos líderes, estarán disponibles.

Para más información, sírvase ponerse en contacto con: Gemma Swart (gemma.swart@ituc-csi.org) tel. +32 479 06 41 63 (inglés), o con Theo Morrissey (theo.morrissey@ituc-csi.org) tel. +32 499 14 56 95 (inglés, francés, español).